"Reflexionemos"

Blog para seres humanos, deportistas o no.

miércoles, 12 de octubre de 2016

ÍNDICE DE MASA CORPORAL (IMC): RELACIONADO DIRECTAMENTE CON LA MUERTE PREMATURA

La obesidad es un problema que está afectando no sólo a la estética corporal de muchas personas en el mundo si no también a la salud y la esperanza de vida. Podrías pensar que no estar en un peso "normal" solo afecta a la salud de aquellos que padecen sobrepeso u obesidad y que se sitúan por encima del rango normal, pero no es así. También obtienen mayor probabilidad de muerte prematura aquellos que se encuentran por debajo del rango normal de éste índice.

En un estudio realizado en el que se han revisado multitud de investigaciones acerca del índice de masa corporal y causas de mortalidad se ha descubierto que la muerte prematura es mínima en los casos de un índice de masa corporal normal (Entre 20 y 25).
En cambio, no corren tanta suerte aquellos que se sitúan por debajo de éste rango (delgadez y extrema delgadez) obteniendo un incremento de probabilidad de muerte prematura de entre un 13% y 50 % (tienen un incremento de hasta la mitad más de probabilidades de muerte prematura que una persona con un IMC normal). 

Por encima del rango normal los números son menos halagüeños todavía y sitúan la probabilidad de muerte prematura en un  17 % más para las personas con sobrepeso, un 50 % más para personas con obesidad de grado 1 (entre 30 y 35 de IMC), un 94 % más para obesidad de grado 2 (entre 35 y 40 de IMC) y para las personas que padezcan obesidad mórbida (entre un 40 y un 60 de IMC) la probabilidad de morir se acrecienta hasta el 300 %. Por lo que éste último grupo tiene 3 veces más posibilidades de morir de cualquier enfermedad asociada o no a la obesidad que cualquier persona que se sitúe en un IMC estimado como normal.

PERO aún hay esperanza para aquel que quiera CAMBIAR su situación, puesto que está comprobado también científicamente que una dieta sana y en cantidades adecuadas (Dieta Mediterránea) y una actividad física suficiente y moderada pueden revertir cualquier fluctuación negativa en el IMC, suavizando dicho índice y encauzarlo para que alcance sus niveles normales.

La elección de un estilo de vida saludable  es un trabajo de responsabilidad individual.


Dicha elección se basa en 4 factores.






domingo, 27 de marzo de 2016

Informe PISA, un árbol que no deja ver el bosque. Un sistema educativo de alto rendimiento

Cada año la sociedad mira temerosa los informes educativos PISA para poder valorar de forma cuantitativa como de malo es nuestro sistema educativo.  Los informes PISA valoran las competencias matemática y lingüística de los jóvenes que serán el futuro de los diferentes países desarrollados y por consiguiente califican  el desarrollo educativo de un país.

Todos los años los resultados del sistema educativo español no son los esperados y por lo tanto PISA nos informa de forma fehaciente que los jóvenes finlandeses son más competentes que los españoles en competencias fundamentales como la lingüística y la matemática,  y por lo tanto nuestro sistema educativo es mucho peor que el finlandés.

Esto no sería mayor problema si nos sirviera para analizar la situación de nuestro sistema educativo e intentar mejorarlo. Sin embargo, permitimos que la clase política utilice los informes para poder derogar leyes que modifiquen el sistema educativo de forma superficial sin analizar en profundidad cuales son las verdaderas cusas de porque tenemos malos resultados en estos informes.
La comunidad educativa permite que los políticos discutan sobre cambios superfluos que no mejoraran en nada el futuro de nuestra sociedad, así que, debatimos sobre la importancia de llamar a una asignatura conocimiento del medio o dividirla en dos, sobre si se debe dar religión o cultura de las religiones, dejando los temas importantes  como por ejemplo podría ser las ratios de alumnos por aula totalmente al margen del debate, sin embargo este es otro tema que podremos discutir en otro momento.  En la reflexión de hoy nos centraremos en cómo conseguir un sistema educativo de alto rendimiento que nos permita estar en los primeros puestos de los informes PISA. Quizás en un país donde la mayores alegrías nos las da la cultura deportiva y nuestros deportistas deberíamos mirar mucho más al rendimiento deportivo y entender que cuando un deportista entrena siete horas diarias para conseguir una medalla olímpica, cuando  llegan esas olimpiadas y no las consigue, la respuesta simple, la respuesta política podría ser es que le faltan horas de entrenamiento, por lo que ese deportista pasará a entrenar ocho horas diarias y de esa forma se asegurará el conseguir su medalla en las siguiente olimpiada. Sin embargo, si cuando vuelve a competir el resultado vuelve a ser el mismo, debemos sentarnos y analizar en profundidad que la relación causal mayor número de horas de entrenamiento mayor número de medallas no se está cumpliendo y que por lo tanto debemos de mirar más allá, porque igual en el alto rendimiento deportivo y educativo  necesitamos que los auténticos especialistas se encarguen de analizar qué es lo que está pasando, y descubrir que hay otros valores igual o más importantes que el número de horas de entrenamiento, como son, la nutrición, el descanso o los estilos de vida del deportista.

Un sistema educativo de alto rendimiento no puede continuar dando la respuesta simple de cómo no somos buenos en competencia matemática lo que hacemos es aumentar las horas de matemáticas en la siguiente ley educativa. Estamos dando una respuesta simple a un problema realmente complejo, y bajo mi punto de vista nos estamos equivocando de paradigma. La sociedad debe permitir que sean los expertos, los especialistas de la educación los que analicen el sistema educativo y den respuestas complejas a problemas complejos. Sin embargos aceptamos las  respuestas simples a golpe de leyes u órdenes educativas que aumentan las horas de lenguaje o matemáticas disminuyendo el número de horas a  las artes ya sean musicales, plásticas o corporales. Asignaturas que hacen disfrutar a los jóvenes y que la neurociencia demuestra que mejoran los procesos de aprendizaje y el rendimiento educativo. 

Quizás estas asignaturas son mucho más, estas asignaturas son la nutrición del alto rendimiento deportivo,  que permite a nuestros alumnos recargar de energía su Sistema nervioso, el descanso que permite a los alumnos evadirse del estrés del alto rendimiento y los estilos de  vida que permiten entender a nuestros alumnos que todos no somos buenos en todo pero que todos destacamos en algo donde podemos competir a alto nivel.

Creemos un sistema educativo que haga que los niños quieran ir a la escuela  y una escuela que ayude a descubrir que se le da bien a cada niño, intentemos mirar más allá del árbol de los informes PISA que no nos permite ver un bosque entero de oportunidades educativas que nos permitan crear una sociedad mejor.

Reflexión aportada integramente por mi amigo y compañero Pablo del Pozo Moreno. Un entrenador - profesor crítico y reflexivo, y de una calidad humana de "alto rendimiento".


domingo, 28 de febrero de 2016

¿Por qué un pequeño cambio puede ser suficiente?. La metáfora del rumbo del barco.

Supongamos que queremos ir del punto C al B montados en un velero (ilustración al final). Dejando el timón en la posición inicial, y persistiendo las condiciones iniciales de corrientes, aire, temperatura, etc. nuestro velero, tras pasar un tiempo T7, llegaría hasta el punto A.
Para poder llegar a nuestro destino, el punto B, habrá que realizar un pequeño giro de timón en T1, que con el tiempo, manteniendo el timón firme, nos hará acabar con éxito nuestro camino.
Si nos diéramos cuenta , por ejemplo en T4, de que el rumbo es malo y no nos dirigimos a B, el giro de timón  ha de ser de mucha más amplitud que en T1.
Nuestros hábitos, percepciones y actitudes en la vida actúan de una forma muy parecida al timón de este barco. Es por ello que, si creo que voy mal en un momento determinado, un pequeño cambio en nuestros hábitos por muy pequeño que sea , puede marcar la diferencia y hace mucho más seguro llegar al lugar al que queremos llegar. 
Es por eso tan importante darse cuenta, si fuera el caso, de que con nuestros hábitos de vida presentes no hay posibilidad de llegar a dónde se desea. Si creo que voy bien, no tengo necesidad de cambiar.
Para ello hay que ser un buen capitán, un capitán sincero con uno mismo e intentar imaginar hacia donde llegaremos con los hábitos que tenemos hoy en día o bien tener al lado a un capitán más experimentado y en el que tengamos confianza para que nos guíe en los golpes de timón.
Para reflexionar:
¿Te conoces lo suficiente?
¿Te gusta todo lo que conoces de ti?
¿NECESITAS hacer cambios?
¿QUIERES CAMBIO EN TU VIDA?

Mi deseo:
QUE AGARRES EL TIMÓN Y PONGAS RUMBO FIJO HACIA DONDE DESEAS LLEGAR

Ilustración "metáfora del rumbo del barco"


miércoles, 20 de enero de 2016

Pérdida de rumbo en la educación: EDUCAR VOLVIENDO AL ORIGEN. (I)

La carta de Diego a sus padres, un niño de sólo once años que se quitó la vida por el acoso que sufría por parte de sus compañeros, ha sido la chispa que ha incendiado mi alma. Siento que solo puedo apagar lo que me quema por dentro escribiendo este post.
Sin entrar en las causas propias de este caso y tras reflexionar profundamente sobre la educación en España, expondré el que es, bajo mi punto de vista, el principal defecto que existe en los aularios de todos los colegios e institutos públicos, concertados y privados.
El principal defecto es UNA PÉRDIDA TOTAL DE RUMBO en la educación. Casi ná.
Paso a explicarlo.
Si pensamos en el origen de la educación y nos acordamos de los antiguos maestros, tendremos claro que el maestro era un transmisor de información cuando ésta era total o parcialmente inaccesible por parte del alumnado.
El alumnado escuchaba al maestro "dar la lección" y sólo así tenía acceso al nombre de los rios de España, los reyes godos, la suma, la multiplicación, las figuras literarias, etc.
Esto, sin duda, tenía una utilidad importantísima entonces, pues así se "democratizaba" el saber, haciéndolo accesible a todo el mundo. A todo el mundo que acudiera a una escuela, claro está.
Hoy en día esto carece totalmente de sentido, pero se sigue haciendo.
Carece de sentido porque en el siglo XXI es absurdo transmitir información ya que ésta está disponible en Internet que ha sido la gran revolución de este siglo, equiparándola, por qué no, a la revolución industrial.
Se sigue transmitiendo información pese a que en el currículo oficial se hace hincapié en que el alumno tiene que "aprender a aprender" y el maestro ha de dotarle las herramientas para ello, pero esta frase que queda muy innovadora, se queda sólo en eso, una frase.
Las clases suelen ser, al igual que antes, aprovechadas para llenar al alumnado la cabeza de conceptos que normalmente no tienen motivación para aprender porque "les cae bastante lejos". Es decir, está fuera de sus intereses.
Los maestros se ven obligados a cumplir con los objetivos que vienen en el currículo oficial (hoja de ruta que debe seguir cualquier maestro si no quiere ser sancionado por el inspector de educación) programa que saca a la luz el Ministerio de Educación y que cambia tras cada ley de educación.
Los objetivos suelen ser del tipo "conocer la geografía de la comunidad autónoma a la que pertenezca", "aprender como funciona el aparato respiratorio", etc.
Aparecen también contenidos redactados en este documento, así como actitudes y procedimientos para llegar hasta el objetivo y evaluación del mismo.
Todo esto lo eligen "unos pedagogos" que elaboran el currículo oficial y que nadie sabe sus nombres ni apellidos.
Podría añadir además que siendo cada alumn@ de "su padre y de su madre" cada un@ tendrá intereses diferentes en un futuro, por lo que enseñar lo mismo a tod@s es una discriminación per se, puesto que unos alumnos irán a la universidad, otros harán módulos, ... etc. 
Yendo más allá aún, podría decir que el único objetivo de cada etapa educativa es preparar para la siguiente etapa. En infantil se prepara para primaria y en primaria para "tener base " para secundaria y así sucesivamente.
Viendo todo esta amalgama de conocimiento que se pretende instalar en las cabezas del alumnado en una época en la que la información fluye por toneladas a nuestro alrededor, me surge una pregunta. ¿Para qué?
Si el fin último de la educación es que el alumnado vaya pasando etapas educativas con éxito es, cuanto menos,un fin muy poco ambicioso.
Me pregunto:
¿Cuándo se prepara al alumnado para la vida?
¿Cuándo y cómo se educa en y con valores?
¿Cuando se prepara al alumno para entender lo que siente?
¿Cuando se prepara al alumno para entender al que tiene al lado y ponerse en su lugar?
¿Cómo y cuando se le enseña al alumno a quererse a si mismo y a los demás?
...

En el currículo oficial aparecen una serie de contenidos transversales que se supone que tienen que darse de manera "transversal" como su propio nombre indica. Estos contenidos deben aparecer en todas las asignaturas, PERO ni se examinan, ni se evalúan por parte de la Administración, ni si quiera hay un soporte documentado para guiar al docente. Esto se deja al libre albedrío del maestro que en algunos casos hablará de ellos mucho, en otros poco y en otros nada.
Estos contenidos transversales son Educación para la paz, Educación para el consumo, Educación medioambiental, etc.
Algunos pensarán que con la asignatura de ética el alumnado va servido ya de sobra, pero la triste realidad es que no es así, se comprueba a diario. Lo que le ha pasado a Diego es uno de miles de casos. Sé que habrá muchos niños y niñas que habrán escrito o pensado en escribir una carta como la suya aunque después no hayan dado el siguiente paso.
Por el bien de la humanidad, humildemente creo que esto debe de CAMBIAR.

En la segunda parte de esta entrada expondré cómo, a mi parecer, debería ser ese cambio.



 "...sino ayudar a todos si fuera posible. Blancos o negros. Judíos o gentiles. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacernos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos y la buena tierra es rica y puede alimentar a todos los seres. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las armas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia las miserias..." "... Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado a nosotros mismos. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado, sentimos muy poco. Más que máquinas necesitamos más humanidad. Más que inteligencia, tener bondad y dulzura. Sin estas cualidades la vida será violenta, se perderá todo...."
(Charles Chaplin)





miércoles, 13 de enero de 2016

SI SE HACE CON AMOR NO PUEDE SER MALO: ¿Por qué Akademeia?

Podría aburrir dando razones, por eso resumo todo en una frase. Porque me salió de dentro.
Todas las experiencias que he tenido en mi vida al respecto me dicen que cuando algo te sale de dentro, sale con emoción, con pasión, con luz, con AMOR.
Si se hace con amor, ¿cómo puede ser malo?. Si se hace con amor, se pone cuidado, se pone mimo, se hace de manera desinteresada, porque si, porque me gusta.
Una vez mi tía Lupe me dijo "trabaja en lo que de verdad te guste, no elijas tus estudios y profesión en función del dinero que vayas a ganar" Mi tía es docente desde hace muchísimo tiempo (me dio clases a mí de lengua) y es docente además de las buenas, de las que transmiten conocimientos y valores a partes iguales y en gran cantidad. Los primeros por su capacidad didáctica y los segundos por su riqueza personal.
Ella trabajaba entonces en una academia familiar cuyo director era mi abuelo, su padre. Quiero decir con esto, que ella predicaba con el ejemplo de aquello que tan acertadamente me fue a decir. : )
Desde bien pequeño he tenido vocación de servicio, de ayudar a los demás. Lo hacía ya en el cole con mis compañeros haciendo por ejemplo de "profe" cuando a alguno se le atascaba alguna cuenta de matemáticas o algún análisis morfosintáctico en lengua.
Yo se lo pregunté porque en esa época quería ser abogado para ayudar a la gente o "meter a los malos en la cárcel" pero no estaba seguro de serlo "porque había muchos abogados" y no sabía si iba a ser capaz de ganar dinero con ello.
Un par de años más tarde hice un curso de monitor de Judo y tuve la sensación de que eso era lo mio. La docencia. Creo que, bien entendida, no existe algo más bello en el mundo. Ayudar a los demás a descubrir, a entender, a criticar, a pensar libremente.
La docencia se fue juntando con el entrenamiento (Quiero hablar sobre eso en alguna entrada futura) y  empecé a convertirme en un híbrido entrenador-maestro o entrenador-profesor. Actualmente sigo en la crisálida.
Cuando descubrí que llevaba años preparándome sin saberlo para lo que siempre he querido ser, solo pude pensar que las elecciones que había hecho con el corazón eran las buenas. Mi corazón sabía más que mi intelecto. Y sabe.
Es por eso por lo que nace Akademeia. Porque no lleva otra intención que compartir mis conocimientos sobre educación y entrenamiento además de mis reflexiones sobre ello y sobre conceptos comunes con la vida en general. Porque me apetece, porque se escapa de adentro hacia fuera y con tiempo y perspectiva entenderé porque estoy escribiendo hoy en día estas lineas.

Nota: Como metáfora de lo que creo que es la palabra esencial CAMBIO (KAI ZEN), las entradas a este blog, las escribiré todas desde el mismo blog, sin programas de edición de texto secundarios. Cuando relea los artículos en el futuro tal vez vaya haciendo cambios en ellos si ya no comulgo con lo que leo, o si veo que lo puedo explicar de una manera más sencilla o clara para el que lee, a veces me gusta enrollarme demasiado. :P
*KAIZEN es un concepto que promueve el cambio beneficioso, tanto para el individuo como para el colectivo.



Última contraportada del "Whole Earth Catalogue"

miércoles, 25 de noviembre de 2015

EL DEPORTE BASE: De la ética de la personalidad a la ética del carácter.

En mi deporte, el Judo, pocas son las actividades que se ofrecen para el aprendizaje de los niños y adolescentes y muchas las que promueven la competición.
Los maestros de judo para ir acorde con lo establecido perciben la necesidad de enseñar a sus alumnos técnicas efectivas para conseguir la máxima puntuación, el ippon. Dejando, en muchos casos, de lado la asimilación de previos aprendizajes necesarios para entender la técnica en su totalidad y su aplicación en diversas situaciones.

¿Por qué?

Todas las respuestas son posibles y todas tendrán su lógica dentro del modelo de pensamiento que existe hoy en día en la mayoría de los clubes deportivos de España sean de la modalidad deportiva que sean.

El modelo de pensamiento actual, nos guste o no, es el modelo de la eficacia y la eficiencia entendidas éstas como unas herramientas indispensables para competir. Si, competir.

Es ahí donde, en mi opinión, aparece el verdadero problema. En entender la competición como un fin y no como un medio para la mejora de los mismos deportistas, que además debemos recordar que están en desarrollo.

Asistimos a lo que desde hace ya más de veinte años se denomina “especialización temprana", que
en mi opinión es debida a dos causas básicas que están presentes en la sociedad y que el deporte como fenómeno social que es, ha absorbido:

La primera es la necesidad del éxito a corto plazo.

La segunda, implícita en la primera, es la necesidad de cómo lo llaman hoy en día “el postureo”. Me importa más la imagen que otros tengan de mí que la imagen que tengo yo mismo de mí. El quedar bien, el dar imagen de entrenador competitivo, de buen profesional, de persona de éxito es más importante que el estar convencido de que lo que hago es lo que vale.

Traspasando este concepto al de la vida diaria, y tras leer uno de los capítulos del libro “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva” (Covey, 1997) podríamos hablar de lo que el autor llama “la ética del carácter y la ética de la personalidad”

La "ética de la personalidad" es ilusoria y su atractivo nace de la rapidez con la que se intenta alcanzar la calidad de vida pero sin pasar por el proceso natural de trabajo que debe tener la formación de una persona. Los cursos de coaching muy en boga en estos días son tan demandados tal vez por esto. “Me apunto a este curso que seguro hacen de mi una persona de éxito”.

Sin embargo existe un “pero”.  Existe una secuencia en la vida de todo ser que se basa en crecer y desarrollar. Primero la A y luego la B. Todos los pasos son importantes y todos requieren un esfuerzo tanto en términos de tiempo como de aprendizaje.

No puedo saltarme pasos para ahorrar tiempo. Y si lo hago, tarde o temprano “cantará la gallina”.

Si hago un cocido extremeño y me salto el paso de dejar un día antes los garbanzos en remojo, el plato quedará perfecto para echarle una foto, colgarla en “Facebook” y conseguir muchos “likes”. El momento de la VERDAD será cuando alguien me pida probar los garbanzos y noten que están más duros que un cuerno.

En cambio la “ética del carácter” se ocupa de nuestro cambio y desarrollo sin pensar en los demás. Primero crezco YO y me desarrollo YO y después, con el tiempo, después de mucho tiempo y esfuerzo los demás podrán ver ese crecimiento y ese desarrollo y su producto final.
Perderé tiempo y me esforzaré más, si. Pero podré invitar a todo el mundo a comer garbanzos y disfrutar de su gozo al probar cada cucharada.

Para acabar, ¡a reflexionar!:

¿Cuál de los dos tipos de ética crees que has ido fomentando en ti hasta ahora?

¿Cuál de las dos crees que es mejor para ti como individuo y para la humanidad?

¿Qué tipo de entrenador eres?

¿Qué tipo de entrenador te gustaría ser?

Sea cual sea la pregunta, contesta con el corazón y hazle caso. Disfruta del camino.

"No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buena semilla, buen abono y riego constante. También es obvio que quien cultiva la tierra no se para impaciente frente a la semilla sembrada, hallándola con el riesgo de echarla a perder, gritándole con todas sus fuerzas: ¡Crece, crece!
Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo transforma en no apto para impacientes.
Siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente.
Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto que un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.
Sin embargo, durante el séptimo año, en un periodo de solo seis semanas… ¡la planta de bambú crece ¡más de 30 metros!"

Fuente: www.savitari.com

lunes, 23 de noviembre de 2015

SER UN ENTRENADOR DE ÉXITO: Memento mori (Recuerda que eres mortal)


Respice post te! Hominem te esse memento! "¡Mira tras de ti! Recuerda que eres un hombre", y no un dios, le decía siempre un siervo a su general cuando desfilaba por las calles de Roma tras un triunfo.

Se hacía con el fin de que el general no incurriese en la soberbia creyéndose algo más de lo que es, un ser humano. 

El ÉXITO mal entendido puede cambiarnos a peor.

Los éxitos no dejan de ser sucesos, en muchos casos ligados al azar, y siempre ligados a la percepción de uno mismo de lo que es "éxito". ¿Que es tener éxito para ti?. Es curioso que se considere casi un sinónimo de dinero.
Creo que no hay un éxito objetivo. Cada cual tendrá su idea. 

Volviendo al tema principal, la máxima "Recuerda que eres un hombre" tiene un contenido tan amplio que podría estar días reflexionando sobre ella, pero el sentimiento que me genera es, sin lugar a dudas, de humildad ante el éxito.
Al igual que la felicidad, el éxito no debe ser un destino si no un trayecto, un punto de control, una estación, ... Es por eso que al ser algo pasajero hay que saber celebrarlo y disfrutarlo pero entendiendo que dentro de poco habrá que seguir la marcha.

Para mi, el éxito es ser capaz de estar en continua evolución y desarrollo a nivel personal y profesional.
Podría resumirlo todo en una palabra, CAMBIO
El ser que cambia es porque se adapta a las circunstancias. El que mejor se adapte a todo será el que tenga éxito. 

En mi campo profesional, el del entrenamiento, el cambio o adaptación es uno de los conceptos fundamentales. 
Para conseguir un éxito, se establece la meta, se controla y se calcula a que distancia está el entrenando de ella, a partir de ahí se van estableciendo metas volantes por las que pasar para poder llegar a la meta establecida. Es decir, se van provocando cambios en el organismo del entrenando para conseguir el objetivo. Inquietante manera de jugar a ser dios. :)

Los "entrenadores profesores" intentamos buscar el cambio tanto a nivel orgánico como personal, buscando el desarrollo integral del ser humano. Esta afirmación la hago válida tanto para niños y adolescentes como para adultos. 

He pensado muchísimas sesiones y muchísimos juegos para el desarrollo de los valores humanos en mis clases de judo infantil, pero después de casi 15 años puedo decir que los valores parece que no pueden transmitirse como se transmite el conocimiento. Los valores se absorben como por ósmosis. El alumnado se empapa de lo que le inculque la persona que está con ellos, con la propia forma de ser del entrenador profesor.

Es por esto por lo que creo que los maestros, entrenadores y "profesores entrenadores"  si quieren inculcar de verdad valores a las personas a su cargo lo mejor es que trabajen concienzudamente sobre su propio desarrollo personal. 

Porque si quiero un cambio en los demás ( deportistas, la gente que me rodea) hay que empezar por uno mismo. 

En cambiarse a uno mismo si que somos un DIOS, en eso si que tenemos influencia y poder, y también somos omniscientes, omnipresentes y todos los "omnis" que se nos ocurran. Si se trata de cambiar a los demás sin hacerlo uno mismo voy a perder el tiempo y encima acabaré frustrado. 


¿Cómo puedo ayudarme a ser un "entrenador profesor" de éxito ?

1º. "nosce te ipsum". "Conócete a ti mismo". Esto es lo primero. Pero conócete de verdad, sin hipocresía, sin caretas, sin disfraces. ¿Te gusta verdaderamente entrenar? ¿Por qué lo haces? ¿Cuando entrenas, se te pasa el tiempo rápido o despacio?¿Te esfuerzas por conocer los últimos estudios sobre entrenamiento?, ¿haces cursos, no por el título, sino para aprender? ¿Pones lo mejor de ti al hacer la planificación del entrenamiento y en las sesiones?, ¿Eres cruel con la gente?, ¿Eres sincero?, ¿Te quieres a ti mismo?, ¿Quieres a los demás?.

2º. Reflexiona. ¿Te gusta todo lo que ves en ti? ¿Te gustan todos tus actos?. Intenta verte en los ojos de cualquiera de tus deportistas, intenta verte en los ojos de algún colega de profesión. Solemos ser muy buenos criticando a los demás, pero muy malos criticándonos a nosotros mismos. (ver la paja en el ojo ajeno...) Más energía utilizada en nada (nadie cambia porque tú se lo digas). Si te quieres, critícate a ti mismo, sólo así mejorarás (si es que quieres mejorar, claro). 

3º. Esfuérzate. Todo cambio conlleva salir de la "zona de confort", esa zona en la que uno está muy cómodo y no hace apenas esfuerzos mentales ni físicos. Muchos la llamamos "rutina". La rutina puede aburrir si, pero sobre todo, lo que  hace es acomodarnos, y eso no debe ocurrir. Todo evoluciona. Como diría Heráclito,filósofo griego preplatónico (esta palabra creo que me la he inventado), "Todo fluye, nada permanece" . Recíclate, lee artículos, critica continuamente tus métodos de trabajo, ...
Si  eras de una manera pero con el tiempo has cambiado (aprendiste cosas nuevas, conociste a gente enriquecedora) y sigues actuando igual, tienes un problema. Seguramente ya no creas en lo que haces y ese sentimiento los demás lo notan, "lo huelen" y encima a ti te va a costar tu felicidad, porque nadie puede ir a "contranatura".

4º Disfruta. Cuando todo lo que piensas vaya en consonancia con lo que haces, entonces disfrutarás de tu ÉXITO. Y tu deportista se enriquecerá de él y con él. Nadie lo va a reconocer racionalmente ni te van a dar un diploma. Pero ese éxito si que va a ser TUYO y con él vas a ayudar a mucha gente empezando por ti e incluyendo a los que te rodean (tus deportistas). Si quieres llegar a este tipo de éxito (todo éxito es subjetivo, a lo mejor a ti no te lo parece), tendrás que hacer realmente bien los primeros tres pasos.

Resumiendo: Conócete. Reflexiona. Esfuérzate. Cambia y disfruta el cambio. Conócete. Reflexiona. Esfuerzate. Cambia y disfruta el cambio. Conócete........ y así hasta el final.


Dedicado a mis alumnos del proyecto Badajoz @porta: Samuel, Jony, Guille, Alexandra, César y David. Ha sido un placer caminar juntos.